GEFOR
Galería de imágenes y recursos:
Virus Zika

Virus Zika

El virus Zika (ZIKV) es un flavivirus que pertenece al mismo clado que el virus Spondweni y que está relacionado con otros virus de la misma familia como el virus Ilheus, el virus Rocio y el virus de la encefalitis de San Luis. El virus prototipo de la familia, a la que pertenecen también el virus dengue, el virus de la encefalitis japonesa y el virus West Nile, es el virus de la fiebre amarilla.

Epidemiología y transmisión. En 1947 se aisló el virus en muestras de cerebros de ratones que habían sido inoculados con el suero de un mono Rhesus enfermo que había estado enjaulado en el bosque de Zika en Uganda. Este mono se había utilizado como animal centinela en un estudio sobre la fiebre amarilla selvática en Uganda. En 1948 también se aisló ZIKV en mosquitos Aedes africanus capturados en el mismo bosque. Posteriormente diversos estudios demostraron evidencia serológica de la infección en humanos en varios países africanos como Uganda, Tanzania, Egipto, la República Centroafricana, Sierra Leona y Gabón y en partes de Asia (India, Malasia, Filipinas, Tailandia, Vietnam, Indonesia y Camboya). En algunos casos también se ha logrado aislar el virus a partir de muestras de personas infectadas. En el año 2007, se notificaba un brote de ZIKV en la isla de Yap, en los Estados Federados de Micronesia, y esto representaba la primera evidencia de transmisión de este virus fuera de África y Asia.

El ZIKV se ha aislado en varias especies de mosquitos Aedes como Ae. africanus, Ae. apicoargenteus, Ae. luteocephalus, Ae. aegypti, Ae. vitattus, y Ae. furcifer y se postula que la transmisión a humanos es a través de la picadura de un mosquito infectado. Más recientemente, se ha propuesto la vía sexual como posible mecanismo de transmisión en un caso. En este caso se sospechó que un viajero infectado en Senegal pudo haber transmitido la infección por esta vía a su pareja sexual a su regreso a EEUU.

Clínica. El número de infecciones humanas confirmadas por ZIKV hasta el momento no es elevado. Las manifestaciones clínicas más frecuentes han sido la fiebre, el exantema, la cefalea, la conjuntivitis y las artromialgias. En algunos casos se ha descrito también la afectación gastrointestinal con dolor abdominal, diarrea o estreñimiento y vómitos.

Diagnóstico. Las manifestaciones clínicas de la infección por ZIKV son, en general, similares a las producidas por otros arbovirus que también se encuentran en África y Asia como el dengue y el chikungunya, lo cual podría dificultar el diagnóstico si no se tiene un alto índice de sospecha clínica. El virus se puede detectar mediante técnicas de PCR y aislamiento viral realizadas en laboratorios especializados. También se pueden realizar técnicas serológicas en muestras agudas y a las 2-3 semanas (fase convaleciente) para la detección de IgM e IgG, teniendo en cuenta la posibilidad de reacciones cruzadas si el paciente ha estado expuesto a otros flavivirus.

Prevención y control. Hasta el momento no se han registrado infecciones humanas graves por ZIKV, pero la detección en los últimos años del virus en territorios nuevos y la notificación de casos importados en países occidentales como EEUU obliga a considerar este patógeno como un virus emergente. Por lo tanto, se debería reforzar la vigilancia epidemiológica de este virus, principalmente, pero no solo, en zonas endémicas. Las medidas de prevención y control del vector también se consideran importantes puesto que no existe tratamiento específico ni vacuna frente a la infección.


Documentos de interés

  • Zika Virus Outside Africa
    CDC Emerging Infectious Diseases. Edward B. Hayes. Septiembre 2009

  • © GEFOR Diciembre 2012

    La información proporcionada por GEFOR ha sido planteada para apoyar, no reemplazar,
    la relación que existe entre un paciente / visitante de este sitio web y su médico