GEFOR ¿Sabías qué?
Bacilo y bacteria
GEFOR
Home Quienes somos FAQs Estatutos Fotos Consensos Novedades Buzón de contacto Links Encuestas Residentes Becarios Docencia Socios Colaboradores
SEIMC 


La forma de bastón de algunos microbios dio origen a bacterias y bacilos

El latín baculum ha ido restringiendo su significado hasta llegar a nuestro báculo, que hoy se aplica prácticamente sólo al bastón que usan los obispos como pastores espirituales de la Iglesia. De su diminutivo bacillum (bastoncillo), deriva la palabra bacilo, de amplio uso en microbiología como nombre genérico para todas las bacterias en forma de bastoncillo.

Curiosamente, la palabra bacteria es etimológimente sinónima de bacilo, puesto que procede del griego bakterion (bastón); de hecho, tanto el latín bacillum como el griego bakterion derivan de una misma raíz indoeuropea: bak, con el significado de bastón. El descubridor de las bacterias, hacia 1675, fue el naturalista holandés Antonie van Leeuwenhoek, quien las llamó animalculaea (animalillos) y las consideró como una mera curiosidad científica.

Las primeras observaciones serias las llevó a cabo en el Copenhague diciochesco Otto Frederik Müller, quien acuñó los términos bacillus y spirillum.

En 1853 el botánico alemán Ferdinand Cohn clasificó los microorganismos en bacteria (bastones cortos), bacilli (bastones largos) y spirilla (microbios de forma espiral). Hoy llamamos bacterias a todos los microbios procariotos, y reservamos el término bacilo para referirnos exclusivamente a los que tienen forma de bastón.

VolverArte Home


© GEFOR Octubre 2006